27 ene. 2009

Un blog que debe, o debiera, morir

Este aún no. Me refiero al otro blog mío, Las fotos de elagus.

Lo abrí hace casi 3 años, cuando el tema de los letreros en la calle no era tan sonado como es hoy. Era una curiosidad fijarse en esos miles de cartulinas fosforescentes que invaden las calles con lógica improbable y faltas de ortografía.

El año pasado podría decirles que los letreritos se pusieron de moda. Powerpoints llenos de fotos, hablando de lo naco, los nacos y el sólo en México. Libros. Más blogs. Hasta en la tele todos los días muestran letreros.

Mis amigos y colaboradores también me llenaron de fotos, buenísimas todas. Fotos que no publiqué ni la mitad, por una u otra razón. El hecho es que no tengo tiempo de seguirlo llevando, y ando tan poco en la calle que mis hallazgos ya son esporádicos.

Lo bueno es que hoy todo el mundo se fija en esa expresión cultural -que eso es, ni más ni menos. Algunos hasta les encuentran cierta belleza, como yo. Creo que el tiempo que duró, valió la pena.

Ya veremos, pero yo creo que está a punto de morir -el blog, no mi obsesión por lo escrito sin planear. Les comparto nuevamente la imagen que comenzó todo.

15 ene. 2009

Obsesiones

Todos tenemos nuestras obsesiones.

El gato Tofu lleva 3 días hipnotizado por el reloj. Pasa horas viendo las manecillas y se muere por darles un zarpazo. Pero su obsesión no es el tiempo, para él el tiempo no existe; lo enloquece pensar en el movimiento perpetuo.

Lo irónico de verlo es darte cuenta de que el tiempo en realidad no existe; es la forma que nosotros llamamos a la suma de distancia y movimiento. Obsesiones nuestras.