28 abr. 2009

El comienzo de la era online en México

Influenza o no, el día de ayer comenzó formalmente un fenómeno que toda la industria había esperado: la era del online. Una parte de la gente comienza a tener tanto miedo de salir, que comienza a trabajar vía Internet -con el soporte de sus empresas.

No hay restaurantes, sólo para llevar... así que preferimos entrega a domicilio. Si el super está atestado de gente haciendo compras de pánico... mejor que lo traigan a casa. Nadie salga, nos podemos contagiar de influenza, o nos pueden asaltar, atropellar, en fin.

Hoy es el día 2 del trabajo masivo vía remota en la Ciudad de México, y por más que busco no he encontrado noticias de saturación de servidores, o de proveedores de Internet. Cuando pase la emergencia sanitaria, tal vez las empresas comiencen a darse cuenta que no es tan necesario tener a toda la gente junta: que algunos pueden trabajar en su computadora desde casa.

Menos tráfico, menor gasto en teléfono y servicios... y cada vez menos necesidad de verle la cara a nuestros semejantes. Total, la tenemos tapada con cubrebocas.

PD. Ayer por la tarde pasaban por la TV de cable V for Vendetta. Qué oportunos.

Influenzia porcina

A pesar de lo grave del asunto, no puedo dejar de reír cuando los reporteros alertan alarmados sobre la emergencia sanitaria provocada por la "influenzia porcina".

Si la influencia continúa en los humanos, muy pronto nos saludaremos con la mano con forma de pezuña... jajajaj perdón, es tonto, pero no pude dejar de pensar en la influencia porcina en nuestras vidas.

Luego hablo en serio.

8 abr. 2009

10 números gratis

¿Bueno? Sí, hola. ¿Cómo andas? En el tráfico. ¿Y tú? También. ¿Por dónde vas? Por la tortillería La Curva. ¿Y tú? En el tráfico de Ferrocarril de Cuernavaca. ¿Vienes oyendo a Carmen? Sí. Con Denisse, que está loca. Tiene más tamaños que tú, yo y todos los que vamos en estos coches juntos. Si, ya lo habías dicho. ¿Y qué hiciste? Nada, salí tardísimo. ¿Tú? No tan tarde, como a las 7, pero hice 2 horas a mi casa. El tráfico. ¿Cuándo acaban las obras? Espera que me ve un policía. Ya. Cómprate un maldito manos libres. Lo perdí, güey. El sábado. ¿En dónde? En la fiesta del César. ¿Y cómo estuvo? Un relajo. Imagínate que... Espera, ¿cómo va el tiempo? Ya, van 4 minutos 30, márcame de nuevo. Ok. Bye.

Y mientras remarco, me arrepiento de contar lo escandaloso de la fiesta del César. Así es la comunicación con tus 10 números gratis en tu celular. Gratis sólo los primeros 4minutos con 55segundos. Está cambiando por completo mi comunicación telefónica.

7 abr. 2009

LET ME GIVE YOU A LITTLE INSIDE INFORMATION ABOUT GOD.

God likes to watch. He´s a prankster. Think about it.

He GIVES MAN INSTINCTS.
He gives you this extraordinary gift and what does he do?
I swear, for his own amusement, for his own private cosmic gag reel,
He SETS THE RULES IN OPOSITION.
It´s the goof of all time.

LOOK, but DON´T TOUCH.
TOUCH, but DON´T TASTE!
TASTE, but DON´T SWALLOW.

And while you´re jumping to one foot to the next,
What is he doing?

He´s laughing his sick fucking ass off!

He´s a tightass.
He´s a sadist
He´s an absentee landlord

Workship that? Never.

Obviamente, Al Pacino intepretando a John Milton, en Devil´s Advocate. Buenísimo:
http://www.youtube.com/watch?v=gdam7qQMkzs

6 abr. 2009

La vida sin Internet

Hoy nuevamente tengo una conexión medio decente a Internet en la oficina -al menos por ahora. Esto se presta a una reflexión de cuántos meses he dejado de postear, twittear, talkear... cuánto me ha hecho falta... pero que también no pasó nada, ni se murió nadie.

La insoportable levedad del Internet, dice Tygrus. Y es cierto. Por una cortesía, recibí el periódico Excélsior durante 3 meses. Lo abres y se siente tan viejo, las letras tan pasadas... pero el día que se fue la luz, lo leí ávidamente -sólo para descubrir que era un Publímetro pero gigante: lleno de información a cuál más inútil y atrasada.

En fin, todo esto para decir que retomo este espacio -y a ver quién se anima todavía a seguirme, a pesar de mi proverbial inconstancia.