27 jun. 2009

Can you endorse me?

Me gusta mucho LinkedIn. Creo que es la red social que más frecuento (bien dice Salvador, que es "Facebook para treintones"). Serious people making serious business.

Pero las recomendaciones son realmente humorísticas. ¡Qué difícil es recomendar a alguien, profesionalmente hablando, sin caer en "Juanito es un líder nato", "Pepita es una extraordinaria profesional", o "Pocos con el talento del licenciado Zubizarreta"!

Escribo esto porque tengo varias solicitudes de recomendación pendientes. No sé qué hacer. Peor, después de publicar este post, más difícil será escribirlas. Pero así es el business de las relaciones de negocios.

Aquí va, pues. Publicar comentario. Y que siga la complicación.

23 jun. 2009

Retro-obsesión espaciana

Por una extraña coincidencia sidero-temporal, no me puedo sacar de la cabeza la Space Oddity, con David Bowie, el Mayor Tom y su abandono al espacio.
The Planet Earth is blue, and there´s nothing I can doooo...


¿Por qué siempre hay un ñoño que sale con que: "nooo, esa canción habla de las drogas..."?

La lección que no logro aprenderme

Ayer escuché por enésima vez, la verdadera máxima de los negocios y la carrera profesional. Va entrecomillado, aunque es parafraseado:

"Recuerda que tu carrera en una empresa depende de con quien te juntes".
Siempre, siempre se me olvida.

15 jun. 2009

Yo era fan de U2

Hoy me enteré que faltan dos semanas para que comience la gira de U2 y su nuevo disco, Who cares a f... digo, No line in the horizon.

Recuerdo cuando era un fan de U2. Tuve todos sus discos, dormí en la taquilla por los boletos, etc. etc. etc. Hasta que un día dije "¡basta, Bono! No te daré un peso más por tener dos singles de una misma canción...." y se acabó.

No tengo respuesta sobre el por qué no soy más fan de U2. Pero la verdad, me siento más tranquilo sin esas cargas. No sé si será la edad, pero junto con U2 se fueron también los fanatismos por Radiohead, Portishead, Café Tacvba, la justicia social y salvar al mundo. Ya no me va a dar tiempo, le dije a Jano el viernes pasado(extraño personaje del cual hablaremos bastante en los próximos días). Puso auténtica cara de decepción.

No compré el nuevo disco de U2. Pero tuve que comprar un nuevo celular y ¿adivinen cuál compré? No me atreví a bajarlo de Internet. Es difícil dejar los viejos vicios.